Declaración del Consejo cierra encuentro de la Red en Córdoba

Las ciudades de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay presentes en el Consejo de Mercociudades concluyen el encuentro reafirmando su compromiso por ciudades inclusivas, solidarias, sostenibles e integradas. Durante el Consejo también se resaltó la importancia de la migración desde una perspectiva de derechos y la riqueza cultural de nuestra región como un pilar fundamental para el desarrollo sostenible.


«Reunido en la ciudad de Córdoba, el 17 de agosto de 2018, el Consejo de la red de Mercociudades expresa:

Que reafirmando lo declarado en la XXII Cumbre de Mercociudades, continuamos trabajando en la proyección internacional de las ciudades, buscando crear una gobernanza internacional desde los gobiernos locales, convencidos de que es el modo de crear una política pública de base participativa donde todos los sectores tengan una incidencia clave en los debates internacionales y las decisiones en las temáticas que son comunes a nuestras ciudades.

Valoramos y reconocemos a la riqueza cultural de nuestros territorios como un pilar del desarrollo y una herramienta imprescindible para la integración regional de América del Sur. Una integración que debe consolidarse a partir de una mirada inclusiva y respetuosa de la diversidad que nos caracteriza. De ello dependerá la sostenibilidad de nuestra región.

También seguimos, de manera proactiva, en el camino hacia la localización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), tanto desde cada una de nuestras ciudades como en el trabajo en conjunto desde las diferentes temáticas que aborda la red de Mercociudades en sus diversos proyectos y acciones.

Sabemos que debemos continuar trabajando en la concreción de las metas y objetivos de la agenda de desarrollo a través de la implementación en el territorio, es decir, su territorialización y, especialmente, mediante la apropiación de tales metas y objetivos de desarrollo por parte de los habitantes de las Mercociudades.

Reafirmamos el proceso de Unidad en la Diversidad que hemos dado en llamar CORDIAL, como el marco de trabajo entre redes para abordar los aspectos de la Nueva Agenda Urbana, el Marco de Sendai, el Acuerdo de París y la Agenda 2030 que impacten en los territorios, de la mano y liderazgo de los gobiernos locales.

Estamos en el camino de transformación permanente, en el camino del cambio, de reforma, de buscar darle a la red de Mercociudades las herramientas necesarias para avanzar en la concreción de poner en valor los temas que nos preocupan a todos y todas, y a través de nuevas herramientas buscarle soluciones, intercambiando conocimientos y saberes con nuestros hermanos y hermanas y, así, darle valor a la gestión local.

Vemos que la movilidad humana, como fenómeno migratorio, tiene un gran impacto en las ciudades y estamos convencidos que debemos abordar dicho fenómeno de forma integral, con el objetivo de lograr que su impacto sea positivo en la ciudadanía de las Mercociudades.

A pocos meses del Pacto Global sobre migraciones que aprobarán las Naciones Unidas en diciembre de 2018, destacamos que en América Latina y el Caribe 30 millones de personas viven fuera de su país de nacimiento. La mayoría de ellas en situación de vulnerabilidad migran a las ciudades y este es un gran desafío y una gran responsabilidad. En este contexto, Mercociudades reafirma su compromiso y apuesta por una migración en la que se respeten los derechos humanos, en la que se valore nuestra riqueza cultural. Es nuestro compromiso construir ciudades con mejor calidad de vida, ciudades inclusivas, solidarias y sostenibles.»