Declaración de Mercociudades en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

En esta fecha conmemorativa la Comisión de Derechos Humanos de Mercociudades expresa su rechazo a toda discriminación, violencia y vulneración de derechos cometidos contra los pueblos indígenas y exhorta a las mercociudades a desarrollar políticas públicas que los garantice.

Comunicado 

Hoy 9 de agosto de 2018, en conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas y de un nuevo aniversario de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI), reafirmamos nuestro compromiso en la defensa sus derechos. Asimismo, exhortamos a las “mercociudades” a acompañarles en sus demandas y trabajar conjuntamente para trascender el reconocimiento formal de sus derechos, concretándolos en políticas públicas que los garanticen.

El 9 de agosto de 1990 la Asamblea General de la ONU estableció ese día como el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, 8 años después de la primera reunión del Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas de la Subcomisión de Promoción y Protección de los Derechos Humanos. Respecto a la implementación de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI), un comunicado de la ONU expresaba que, a pesar de que existe un progreso, los pueblos indígenas continúan enfrentando situaciones de exclusión y marginalización, al mismo tiempo que no se les garantizan los derechos básicos.
De acuerdo a la misma fuente, los pueblos indígenas representan una gran diversidad: más de 5000 grupos distintos en 90 países que hablan una abrumadora mayoría de las aproximadamente 7000 lenguas del mundo. Están constituidos por 370 millones de personas, más del 5% de la población mundial y se encuentran entre las poblaciones más desfavorecidas y vulnerables, representando el 15 por ciento de los más pobres. Por otro lado, estos pueblos mantienen vivas sus (y nuestras) memorias ancestrales en rasgos sociales, culturales, económicos y políticos diferentes a los que predominan en la cultura occidental hegemónica, de la que también son parte. Es en esta complejidad socio cultural en la que estas comunidades intentan defender sus derechos, a que se les reconozca su identidad y forma de vida, pero también su autonomía y derechos sobre los territorios y sus recursos naturales ocupados ancestralmente. Desde la conquista y colonización de América a esta parte, sus derechos han sido sistemáticamente violados, encontrándose en la actualidad entre las poblaciones más vulnerables y perjudicadas del mundo.

En ello se basa el reconocimiento de la necesidad del establecimiento y el ejercicio de medidas especiales para proteger sus derechos y formas de vida por parte de Naciones Unidas. Y es por el mismo motivo que desde la Comisión de Derechos Humanos de Mercociudades expresamos el más enfático rechazo a cualquier acto de discriminación, violencia y vulneración de derechos cometido contra los pueblos indígenas, al tiempo que reafirmamos nuestro compromiso con la lucha llevada a cabo por estos en la defensa de sus derechos, exhortando a todas las ciudades miembros al cumplimiento de la Declaración de los Pueblos Indígenas, lo que permitirá dignificar y lograr su bienestar.

Foto ACNUR/B. Heger