UNESCO adopta Declaración de principios éticos para combatir el cambio climático

Actualmente el cambio climático se considera uno de los mayores desafíos del siglo XXI y ha sido concebido y analizado de forma científica, económica y logística, pero no en términos éticos. A razón de esto, el 15 de noviembre de 2017 durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP23), en Alemania, los 195 Estados Miembros de la UNESCO adoptaron formalmente la Declaración sobre los principios éticos en relación al cambio climático.


La Declaración enfatiza sobre sesis principios éticos:

  • Prevención de daños
  • Criterio de precaución
  • Equidad y justicia
  • Desarrollo sostenible
  • Solidaridad
  • Conocimientos científicos e integridad en la adopción de decisiones

A su vez, la Declaración explica cómo podrían aplicarse estos principios en diferentes ámbitos: en la ciencia, la tecnología y los sistemas de innovación; en la educación, en procesos de gestión de riesgos, sensibilización del público, cooperación internacional y en la gobernanza para la rendición de cuentas.

La Declaración tiene como objetivos:

1. Establecer principios éticos aplicables a la adopción de decisiones, la formulación de políticas y otras actividades de los Estados relacionadas con el cambio climático.

2. Recomendar a los Estados que tengan en cuenta estos principios éticos en todas las decisiones que adopten y las actividades que lleven a cabo en relación con el cambio climático a escala internacional, regional, nacional, subnacional o local.

3. Exhortar a particulares, grupos, comunidades y organizaciones tanto públicas o privadas, a tener en cuenta estos principios éticos, en las decisiones que adopten y las actividades que lleven a cabo para hacer frente al cambio climático.

¿Por qué son importantes los principios éticos para combatir el cambio climático? y ¿por qué es necesaria una declaración de principios éticos en relación con el cambio climático? Ante estas preguntas la UNESCO afirma que, “reflexionar sobre estas cuestiones permite comprender plenamente la perspectiva ética en el abordaje del cambio climático. La ética es importante porque es una técnica filosófica que puede ayudar a la sociedad a dar un paso atrás y tener una visión más amplia de cuáles son las causas y consecuencias del cambio climático, y cómo reaccionar y actuar en consecuencia”.

Acceda a la Declaración completa

Fuente: UNESCO

2019-01-08T16:08:19+00:00 08.01.2019|Noticia|