Mercociudades y 100 Ciudades Resilientes realizan el primer curso de la Escuela de Resiliencia en Santa Fe

El intendente anfitrión y presidente de Mercociudades, José Corral, encabezó el 26 de octubre la apertura oficial de este espacio de capacitación que congregó a representantes de 16 ciudades de seis países latinoamericanos que llegaron a Santa Fe para capacitarse en la materia. La iniciativa es parte de la Estrategia de Resiliencia de la ciudad y se enmarca en un acuerdo de cooperación entre Mercociudades y 100 Ciudades Resilientes.


La actividad cuenta con la participación de representantes de 16 gobiernos locales de Brasil, Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia y Argentina. En este primer ciclo de capacitación, que se desarrolló en dos días, se abordó la gestión local del riesgo de desastre y la implementación del Marco de Sendai.

Durante la apertura el intendente Corral remarcó que “compartir este enfoque de resiliencia nos parece muy interesante para pensar el desarrollo y establecer prioridades, buscando estar mejor preparados, siendo más competitivos y logrando ciudades más inclusivas”.

También estuvieron presentes en la apertura oficial, la directora de Resiliencia y secretaria de Comunicación y Desarrollo Estratégico de la Ciudad, Andrea Valsagna; el director de Estrategias de 100RC, Braulio Morera; el secretario General del Municipio, Carlos Pereira; y Jorge Rodríguez, coordinador de la Secretaría Técnica Permanente de Mercociudades. Cabe señalar que las jornadas contarán con la participación de representantes de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad Nacional del Litoral y de la Dirección Nacional de Planificación Estratégica Territorial de la República Argentina.

Luego de dar la bienvenida a los participantes, el intendente compartió la realidad de la ciudad, afirmando que su ubicación, “que tiene ese privilegio de estar en un lugar rodeada de agua dulce, un recurso extraordinario e indispensable para la vida, además de su valor paisajístico; cuando se combina con malas decisiones puede ser la causa de muchas dificultades. Eso es lo que ocurrió en Santa Fe, en su historia, pero fundamentalmente en el 2003 con una inundación por la crecida del Río Salado y luego por lluvias en el 2007, que abarcaron el mismo territorio”. En ese sentido recordó que a partir del trabajo con especialistas “comprendimos que hay que preguntarse cómo se desarrolla y crece la ciudad a partir de una mirada holística, incorporando a ese desarrollo los riesgos, no sólo los más claros como las inundaciones en nuestro caso, sino también esas problemáticas crónicas que tenemos las ciudades, que en América Latina coinciden en los asentamientos irregulares, y que son la pobreza, la violencia, la falta de oportunidades. Esa mirada holística y más integral es lo que se llama el enfoque de resiliencia”, argumentó el mandatario.

Más adelante, consideró que compartir lo vivido “seguramente permite ahorrar tiempo y camino, pero además aprender. En este sentido Mercociudades es en nuestra región la red más importante y la que trabaja de manera colaborativa, por eso compartir este enfoque de resiliencia nos parece muy interesante para pensar el desarrollo de las ciudades, y fue lo que propusimos hace unos meses cuando se realizó la cumbre aquí en Santa Fe”. Finalmente, invitó a preguntarse “qué sentido práctico tiene esto de pensar con este enfoque, que significa un esfuerzo concreto, que permite ordenar los proyectos de la ciudad y establecer prioridades, buscando estar mejor preparados, siendo más competitivos, y logrando ciudades más inclusivas”.

Por su parte, la directora de Resiliencia, Andrea Valsagna, afirmó que la capacitación apunta a que “otras ciudades incorporen estrategias de resiliencia en la políticas de gestión local. En estas jornadas vamos a compartir la experiencia de Santa Fe en prevención de inundaciones y gestión de riesgo, pero sobre todo este nuevo enfoque que estamos incorporando de desarrollo de resiliencia en las ciudades, que es esa capacidad para enfrentar desafíos y crecer. Se trata no solamente de superar situaciones críticas, sino desarrollar estrategias que nos permitan estar mejor preparados para diversas situaciones”, argumentó Andrea Valsagna.

El director de Estrategias de 100RC, Braulio Morera, valoró el hecho de trabajar con ciudades del Cono Sur como Buenos Aires, Montevideo, Santa Fe. Aquí se ha hecho un muy buen trabajo en la protección de la vida y en comenzar a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Creemos que esa es una experiencia muy valiosa y nosotros también queremos aprender de ellos”.

En tal sentido, resaltó al intercambio como uno de los aportes fundamentales de la Escuela de Resiliencia. “Esto no es solo para aprender de Santa Fe, sino que con todos los participantes, aprendamos de cada una de nuestras experiencias, porque ese es el valor fundamental que tienen estos intercambios, que la idea que surge en Montevideo pueda ser utilizada acá y las de acá puedan ser útiles en Puerto Mont, en Chile”, mencionó como ejemplo.

En consonancia, Jorge Rodríguez, señaló que “para nosotros también es una oportunidad de trabajar en conjunto con el liderazgo de Santa Fe en estas temática. Fue a partir de la cumbre de Mercociudades que tuvimos el año pasado en esta ciudad, donde se propuso trabajar el tema de ciudades y sociedades resilientes, algo muy vigente hoy en América Latina”.

Finalmente, sostuvo que así como “Santa Fe ha desarrollado un proceso que hoy la pone en un sitio de liderazgo en la región, eso también es una responsabilidad, porque tienen que acompañar a otras ciudades de la región a que transiten por ese camino”.

27 de octubre de 2017