CEPAL lanzó boletín que analiza el intercambio comercial en Mercosur y la región

El Boletín de Comercio Exterior del Mercosur es la nueva publicación de la CEPAL, que entre otros datos, desprende que el Mercosur genera cerca de la mitad de las exportaciones que los países de América Latina y el Caribe dirigen hacia otros países de la misma región, y explica algo más del 40% de las importaciones originadas en ella.


Según el documento, buena parte de este aporte al comercio intrarregional se explica por los flujos de intercambio al interior del bloque: casi un 60% del total de las exportaciones y cerca de dos tercios de las importaciones que realiza el Mercosur hacia y desde la región ocurren dentro del propio bloque subregional.

El informe, que será publicado anualmente, forma parte del trabajo conjunto entre las oficinas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Brasilia, Buenos Aires y Montevideo, en coordinación con la División de Comercio Internacional e Integración del organismo, resalta la importancia que tiene el Mercosur para la integración regional, lo que queda de manifiesto al considerar las cifras de comercio intrarregional con y sin la presencia del bloque: el comercio intrarregional en América Latina y el Caribe llega a apenas el 16% del total (muy por debajo de otras regiones del mundo), pero sería menor al 12% si se excluyera del cómputo a los intercambios entre los países del Mercosur.

La publicación también evidencia que el 56% de las exportaciones de manufacturas (no agropecuarias) que se dirigen a otros países de América Latina y el Caribe se originan en el Mercosur, el que a su vez absorbe el 48% de las importaciones manufactureras (no agropecuarias). En este sentido, los países latinoamericanos y caribeños constituyen un mercado estratégico para las naciones del Mercosur, que colocan en la región entre un 39% (en el caso de Brasil) y un 78% (en el de Paraguay) de sus exportaciones manufactureras. Las exportaciones del bloque hacia la región se componen en un 67% de manufacturas, lo que contrasta con el peso de ese tipo de bienes en las exportaciones extrarregionales, que no supera el 31%.

Según la CEPAL, el Mercosur es, luego del Mercado Común Centroamericano, la asociación de países más integrada de la región en términos del peso del comercio intra-bloque en el comercio total. Sin embargo, la complementariedad productiva entre sus miembros es aún reducida. Como señala el informe, se encuentra acotada a determinados sectores y empresas y mediada por firmas transnacionales con lógicas productivas globales. “El contexto cada vez más desafiante que enfrentan los países de la región para mejorar la calidad de su inserción global plantea la necesidad de explorar nuevos esquemas de especialización complementaria”, indica el documento.

Tal como sucede con otros países de la región, la intensificación del comercio fuera del bloque se produjo esencialmente con China. Las importaciones de origen chino desplazaron parte de la producción local y de las compras a la propia región, en especial en el rubro manufacturero, sextuplicando su participación en el total de importaciones del MERCOSUR, que pasó de 3,1% a 18,4% desde comienzos de los años 2000, de acuerdo con el boletín.

Por otro lado, la CEPAL sostiene que las características del comercio entre los países del bloque, más diversificado y con mayor contenido tecnológico que el que sus miembros entablan con el resto del mundo, contribuyeron a morigerar la tendencia general hacia la primarización de la canasta exportadora que se manifiesta en toda América del Sur.

Acceda aquí al sitio web de descarga del Boletín

Fuente: CEPAL

27.12.2018|Noticia|